El Color

“Usamos los colores, pero pintamos con el sentimiento»  Jean Chardin.

No puedo agradecer lo suficiente a las personas que me ayudaron a comprender que el significado da la forma; los signos el mensaje y que es preferible dejar abandonado la idiotez del pensamiento, reducido a sus creencias y sus hábitos.

Estamos lejos de los sistemas primitivos donde sólo había dos términos de color, ¡la oposición de la luz blanca del día y la oscuridad negra de la noche! El color siempre nos ha aportado equilibrio. Por lo tanto, es uno de los elementos imprescindibles de la decoración de interiores. El color viste paredes, suelos, muebles y complementos decorativos. Ideal para ver la vida en rosa alejándose de lo negativo, el color está en todas partes: en el salón como en la oficina, en el dormitorio, la cocina o el baño … Y en cualquier tipo de interior: decoración encantadora en gis pardo para un efecto natural o look romántico, estilo de diseño entre negro, blanco y gris, ambiente exótico o zen con espíritu verde, reciclado, escandinavo o vintage gracias a una sutil mezcla de colores fuertes y toques pasteles. Los colores están lejos de ser ordinarios. A veces dulce, elegante, apasionado, a veces agresivo, triste o aburrido. Actúan inevitablemente sobre nuestro inconsciente. La interpretación y el sentimiento sobre ellos son inherentes a una cultura y una época. Los gustos cambian, la sociedad evoluciona, nuestra conexión con los colores refleja este flujo continuo.

Algunos ejemplos … El color de la esperanza, el verde trae suerte. Invita a la calma y al descanso. Es un símbolo de crecimiento, salud, naturaleza … El púrpura sugiere delicadeza, dulzura y sueños. Se refiere a la magia, a lo fantástico, a lo imaginario. Este color transmite valores de serenidad y espiritualidad, pero también prosperidad. Estimulante, el naranja se asocia con energía y acción. Transmite los valores de la comunicación y la creatividad. Transmite alegría, placer y optimismo. También es sinónimo de vitalidad, fuerza y ​​resistencia. El rosa es sinónimo de ternura, dulzura, entrega y alegría. Es el color del romanticismo, la feminidad y la compasión. Hace poco he apostado por ropa de cama de color “rosa palo” con cojines marrones. Muy feliz del resultado. El marrón se asocia con la tierra, la madera, la calidez y el confort. También está impregnado de suavidad y recuerda el aspecto crudo y natural. El oro es sinónimo de prestigio, riqueza y lujo. Está relacionado con la fertilidad. La vista del oro calienta nuestros corazones y mentes con un toque tradicional.

El equilibrio de un interior pasa por el juego de colores. ¿Vamos a jugar?

Comparte el post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on facebook
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Artículos recientes

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies